Centro Arqueológico de Llactapata

Llactapata (del quechua) es un sitio arqueológico ubicado cerca de 5 kilómetros (3,1 millas) al oeste de Machu Picchu. El complejo está situado en la región de Cusco, provincia de La Convención, distrito de Santa Teresa, en lo alto de una cresta entre los drenajes Ahobamba y Santa Teresa.

Se trata de construcciones con varios sectores bien definidos, recintos, andenes, plazas, escalinatas, canales, etc. Resaltanto, de manera especial las terrazas agrícolas y su sistema de drenaje. Este sitio arqueológico no debe ser confundido con otro lugar del mismo nombre, ubicado al oeste de Machu Picchu, que se puede visitar en la caminata al Salkantay, que era un centro ceremonial.

Llactapata del Camino Inca fue un pueblo eminentemente agrícola, era probablemente el lugar donde se concentraban los productos del Valle. Tiene construcciones apartadas de los andenes que pudieron ser graneros.

El Descubrimiento de Llaqtapata

En el idioma quechua, llaqta significa ‘lugar’ (pueblo, ciudad, país o nación) y pata significa ‘lugar elevado’. La ciudad fue originalmente descubierta por Hiram Bingham en 1912, aunque fue poco explorada y las ruinas no se estudiaron nuevamente por 70 años. Recién en 2003, el complejo arqueológico fue explorado y cartografiado más extensamente por una expedición angloamericana conformada por el escritor y explorador británico Hugh Thomson y el arqueólogo estadounidense Gary Ziegler.

El mirador por excelencia de Machu Picchu

Escalera de Llaqtapata

La ciudad está ubicada en una pequeña cadena de barrancos, cerca de la cima de una cuesta empinada que se alza más arriba que el mismo Machu Picchu, a 1,828 metros sobre el nivel del mar. Su ubicación es precisa para que a través de ella se observen las impresionantes vistas de la ciudad perdida de Machu Picchu.

La mayoría de las fotos de Machu Picchu que los turistas están acostumbrados a ver están tomadas del lado norte. Muy pocos visitantes en la actualidad lo han contemplado desde el otro lado, desde Llaqtapata, donde se le aprecia por encima del suroeste. Por ejemplo, el Huayna Picchu, la montaña que domina Machu Picchu en la mayoría de fotografías, es casi insignificante vista desde el nuevo ángulo que brinda Llaqtapata.

Santuario ceremonial y astronómico

Thomson y Ziegler llegaron a la conclusión de que la ubicación de Llaqtapata a lo largo del Camino Inca sugería que era un importante lugar de descanso y un santuario a orillas del camino durante el viaje a Machu Picchu. Esta investigación y las posteriores han revelado un extenso complejo de estructuras y características relacionadas y conectadas con Machu Picchu por una continuación del Camino Inca que lleva al Vilcabamba.

Este magnífico complejo arqueológico cuenta con varios sectores bien definidos, incluyendo residencias para la clase alta, cámaras ceremoniales y plataformas, todas ellas con vistas espectaculares de Machu Picchu y de otros nevados aledaños.

Así, Llaqtapata pudo haber sido miembro de la red de sitios administrativos y ceremoniales interrelacionados que respaldaban el centro regional de Machu Picchu. Los expertos especulan que jugó una importante función astronómica durante los solsticios y equinoccios del Imperio Inca.

Etimologia de Llactapata Perú

La palabra «llacta» significa «pueblo», mientras que «pata» significa «altura».

Se cree que un Inca de alto rango había ordenado la construcción de Llactapata en Perú y que el lugar debe haber tenido alguna conexión con Machu Picchu (ubicado más al noroeste).

En recursos científicos y periódicos, revistas, hay varios sitios arqueológicos llamados «Llactapata». No siempre son lo mismo. Se pueden producir confusiones.

En las cercanías de Machu Picchu parece haber dos lugares comúnmente conocidos como Llactapata: uno es un sitio a unos 5 km (3,1 millas) al oeste de Machu Picchu; mientras que el otro es un sitio a unos 15 km (9,3 millas) al sureste de Machu Picchu. Ambos sitios parecen ser comúnmente conocidos como Llactapata; ambos sitios tienen ruinas incas; ambos sitios están en diferentes tramos de un sendero conocido como el Camino Inca 4 días / 3 noches. 

El Descubrimiento de las Ruinas de Llactapata

Las ruinas de Llactapata fueron descubiertas por Hiram Bingham en 1912, poco tiempo después de haber encontrado las ruinas del gran Machu Picchu. 

Bingham tuvo muchas dificultades para descubrir las ruinas de la densa vegetación. El cercano valle de Aobamba, cerca de Llactapata, también estaba infestado de serpientes venenosas.

La altura de los árboles también impidió observaciones claras, a pesar de que el equipo había hecho enormes esfuerzos para cortar la vegetación con machetes para poder atravesarla.

Poco después del descubrimiento, las ruinas de Llactapata fueron abandonadas y cubiertas nuevamente por vegetación.

Las ruinas de Llactapata fueron examinadas a fondo por la expedición de Thomson-Ziegler en 2003.

Se determinó que las ruinas de Llactapata era un lugar importante cerca del Camino Inca que conduce a Machu Picchu. Probablemente fue un santuario.

Sobre Llactapata en Machu Picchu

El sitio de Llactapata contiene los restos de un pequeño complejo inca cerca de Machu Picchu.

A menudo confundido con las ruinas más grandes de Patallacta, que con frecuencia se llama Llactapata, este sitio fue descubierto por primera vez por el arqueólogo Hiram Bingham en 1912 y explorado en detalle por un equipo angloamericano en 2003.

Aunque queda poca evidencia en cuanto a su historia, se cree que Llactapata era un complejo de observatorios y templos, utilizado para tomar lecturas astronómicas. Se pueden explorar los restos amurallados de varias estructuras, junto con un corredor hundido de 150 pies.

Sin lugar a dudas, es un lugar impresionante por su gran tamaño y sus amplias terrazas curvas que rodean la ciudad inca en la parte superior. También está rodeado de grandes montañas que forman un hermoso paisaje digno de admiración. 

Se trata de construcciones con varios sectores bien definidos, recintos, andenes, plazas, escalinatas, canales, etc. Resaltando, de manera especial las terrazas agrícolas y su sistema de drenaje. Este sitio arqueológico no debe ser confundido con otro lugar del mismo nombre, ubicado al oeste de Machu Picchu, que se puede visitar en la caminata al Salkantay, que era un centro ceremonial.

Llactapata en Machu Picchu cerca del Camino Inca fue un pueblo eminentemente agrícola, era probablemente el lugar donde se concentraban los productos del Valle. Tiene construcciones apartadas de los andenes que pudieron ser graneros.

¿Cómo llegar?

Para llegar al santuario de Llaqtapata se debe partir de Cusco. De Lima a Cusco, el pasaje en redBus tiene un costo que varía entre los 60 y 150 soles. Una vez en Cusco, los visitantes pueden alquilar un vehículo particular o tomar un colectivo hasta el distrito de Santa Teresa. También pueden tomar un autobús hacia Quillabamba en la estación de Santiago, bajar en Santa María y tomar un autobús o un colectivo hasta Santa Teresa. Las combis que van directo a Quillabamba salen de la Plaza de Armas de Santa María cada 15 minutos. Hay frecuentes colectivos a Santa María desde la terminal de autobuses.

Llegada a Llaqtapata por el camino inca
Foto: flickr de Phil Whitehouse.

De allí deben tomar un tren local que los lleve a la Central Hidroeléctrica, a unos 8 km de Santa Teresa. redBus también posee rutas hacia la Hidroeléctrica desde Cusco. A la llegada, pueden trasladarse en un vehículo privado durante aproximadamente 30 minutos hacia el punto de inicio del trekking en Lucmabamba. Allí toman el Camino Inca mediante un ascenso moderado hacia Llaqtapata que dura aproximadamente 6 horas, desde donde se tiene una vista espectacular de la ciudadela de Machu Picchu.

Al regreso, pueden alquilar un vehículo para que los lleve al comienzo de Lucmabamba. De allí pueden tomar un colectivo a la Hidroeléctrica o continuar hacia Machu Picchu.


¿Dónde alojarse en Llactapata?

1. Eco Quechua Lodge

Hotel ecológico con balcones privados con vistas al río Vilcanita y a la montaña. Los huéspedes pueden disfrutar de excursiones en tirolina (también conocido como canopy o canopi) y visitas a las comunidades indígenas acompañados de guías oficiales. Construido con distintos tipos de madera autóctona, el Eco Quechua Lodge cuenta con programas de reciclaje y reforestación y se encuentra a 1 hora en coche de Machu Picchu y a 15 minutos en coche de las ruinas de Santa Teresa. Los huéspedes pueden caminar por los senderos incas o reservar un masaje.

Las habitaciones del Eco Quechua Lodge están equipadas con minibar, tetera/cafetera y baño privado. El establecimiento sirve un desayuno completo que incluye frutas tropicales y café y el restaurante ofrece cenas a la luz de las velas y servicio de habitaciones. El Lodge proporciona servicio de cambio de divisa y aparcamiento privado por un suplemento y está a 227 km del aeropuerto Velasco Astete, el aeropuerto más cercano.

2. Yacumama Hotel Santa Teresa

Posee alojamiento con WiFi gratuito y terraza que admite mascotas y se encuentra en Santa Teresa, a 8 km de Machu Picchu. El establecimiento alberga un restaurante y facilita el aparcamiento privado. Todas las habitaciones tienen TV de pantalla plana por cable. Algunas de ellas gozan de vistas a la montaña o a la ciudad.

Este establecimiento cuenta con recepción abierta las 24 horas y proporciona servicio de alquiler de bicicletas. 

3. Llaqtapata Lodge

Ubicado en un lugar mágico, posee las más bellas vistas del impresionante sitio arqueológico. Allí los visitantes pueden disfrutar de estos majestuosos panoramas y también del hermoso paisaje circundante, que incluye la montaña Salkantay, el río Vilcanota, la montaña Verónica y los senderos hacia Santa Teresa y la Hidroeléctrica. Los propietarios cultivan sus propios productos locales para la cocina, como café, plátanos, aguacates, tomates, piñas, rocoto, zanahorias, papas y olluco. También fabrican miel y crían peces de granja.

El hotel ofrece un excelente alojamiento con duchas solares (tienen capacidad para 20 personas en habitaciones individuales, dobles y triples), comidas tipo buffet, bebidas y café natural, tostado, molido y filtrado por ellos mismos. También ofrece circuitos guiados hacia Machu Picchu pasando por Salkantay y Llaqtapata.

4. Cola de Mono Lodge

Ofrece piscina al aire libre y alojamiento en habitaciones y tiendas de campaña. La conexión WiFi es gratuita. Además, los huéspedes de las habitaciones y las tiendas reciben un desayuno gratuito. El Cola de Mono consta de dos tipos de alojamiento diferentes. La habitación tiene baño privado, y tiene la peculiaridad que está en los árboles e incluye vistas estupendas del valle y el río Sacsara, mientras que las tiendas cuentan con baño compartido, colchón, edredón, sábanas y toallas.

El Cola de Mono cuenta con recepción abierta las 24 horas, jardín, zona de barbacoa, sala de juegos, mostrador de información turística y servicio de lavandería. En el establecimiento o en los alrededores se pueden realizar diferentes actividades con reserva previa, como senderismo, excursionismo, tirolina y visitas a aguas termales.