Virgen de la Candelaria

Mujeres del Altiplano

La Virgen de la Candelaria, muy conocida debido a que es la patrona del departamento de Puno, el cual se encuentra ubicada a 3,870 metros sobre el nivel del mar, su celebración consta de aproximadamente 28 días, en ella llegan personas de diversas partes entre nacionales y extranjeros, quienes no pierden la oportunidad para poder formar parte de esta alegría y además poder apreciar las costumbres, ya que durante estos días los ciudadanos de la región tienden a celebrarlo de una manera muy peculiar, se exponen varias danzas, procesiones, etc.

La festividad de la Virgen de la Candelaria o más conocida como “Mamacha Candelaria”, es la celebración más importante de la región, por ello organizadores de cada año tratan de que no haya ningún inconveniente en el proceso, de tal forma que en los primeros días danzarines ensayan su paso por las diversas calles, de tal forma que cuando llegue el inicio de la competición de Danzas Folklóricas, todos ya sabrán por donde realizar su exposición al público, durante el tiempo que va a durar esta competición los ciudadanos podrán escuchar o ver danzas a cualquier hora del día.

Mamacha Candelaria

Como es de costumbre el 1° de febrero el alferado (organizador del evento) sube a la cima del cerro a las 3 de la mañana, esto los realiza acompañado de un grupo de músicos y los invitador por parte de él, de esta manera se da inicio al rito de la “Mamacha de la Candelaria” y además es acompañado con la detonación de cuetes las cuales estarían dando a conocer al pueblo puneño el inicio de la festividad.

La danza más conocida y bailada es la “Morenada”, estas danzas en su mayoría utilizan disfraces bolivianos.

Dato: la pandilla, conocida así a quienes realizan la ceremonia en el cerro descendiendo bailando hasta la iglesia San Juan Bautista, templo donde se ubica el santuario de la Virgen de la Candelaria, esto para poder realizar las preparaciones las más diversas misas que se llevaran a cabo en las mañanas al aparecer los primeros rayos del sol.

FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA – PUNO

Historia de la candelaria

A continuación las historias más conocidas sobre los orígenes de esta fiesta religiosa.

Primera historia:

Se relata que en tiempos de las luchas entre el ejército patriota contra el virreinal, la ciudad de Puno fue sitiada por un numeroso grupo de rebeldes liderado por el caudillo aymara Túpac Catari y Pedro Vilcapaza de Azángaro, quien continuaba con la revolución iniciada por Túpac Amaru II.

Tradiciones

En los primeros meses de 1781, los rebeldes intentaron tomar la ciudad, el reducido número de pobladores se defendía con mucho coraje, pero su inferioridad numérica no daba contienda ante tan feroz ataque.

Desesperados los pobladores optaron por sacar a la virgen en procesión, tras implorarle su protección durante toda la noche, los pobladores observaron atónitos como los enardecidos sitiadores abandonaron el lugar.

Segunda historia:

La Virgen se le apareció a un nativo de la zona que cuidaba el caserío de su amo, la cual estaba ubicada a riberas de un riachuelo en las faldas del Cerro Huajsapata.

Ella tenía la apariencia de una señora elegante con rostro sereno, con un niño en brazos, La virgen le pidió permiso para poder lavar las ropas de su hijo en el riachuelo a cambio de cuidar el predio hasta su regreso.

Cuando el nativo regresó con su amo, quién no creía esta historia, encontraron el busto de la Virgen, vestida de blanco, con sus ropas aun mojadas.

FECHA:

Festividad que se realiza cada año entre el 24 de enero y el 13 de febrero en la ciudad de Puno, ubicada al sureste de Perú a 3820 msnm; el día central de veneración es el 2 de febrero.

Ubicación:

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Durante febrero de cada año, las orillas del Lago Titicaca son el escenario de una de las fiestas más coloridas y alegres del Perú.

La Fiesta de la Virgen de la Candelaria es una sorprendente fusión de tradición religiosa colonial con arraigadas costumbres y su veneración a la virgen. Por ella, Puno es considerada la capital folclórica de América y es la Diablada, una de las danzas más vistosas y representativas de esta fiesta, donde más de 40 000 danzantes y 200 bandas musicales expresan al máximo toda su devoción a través de sus maravillosas vestimentas y una energía que los hace bailar por dos semanas completas.

Devoción, fiesta e identidad de la candelaria

Durante los días previos a la festividad, los danzantes ensayan sus pasos en las calles de la ciudad acompañados por bandas de música. Cada día, un devoto cuida el templo y alista todo para que se dé inicio a las misas. El primero de febrero por la madrugada, el alferado (encargado de la organización que es elegido cada año) asciende acompañado por un grupo de personas a la cima del cerro Azoguini. Desde allí, dirige el rito iniciando plegarias en honor a la Virgen. Ya de mañana, todos descienden con bailes y coreografías para dirigirse luego al santuario de la Virgen, lo que marca el inicio de las actividades.  

En la tarde, la población se reúne en los exteriores de la Iglesia de San Juan Bautista a la espera del inicio de la tradicional procesión de la imagen de la Virgen, que recorre las principales calles de la ciudad en medio un ambiente lleno de fervor. Durante el trayecto, las familias entregan papelitos con oraciones o pedidos a su patrona. 

El estadio Torres Belón de la ciudad es el lugar de uno de los momentos más importantes de la festividad. Y es que allí se realiza dos importantes concursos de danza que son televisados a nivel nacional. La fiesta continúa con el tradicional pasacalle en el que compiten cerca de 150 conjuntos folclóricos integrados por miembros de las etnias quechua y aimara de zonas rurales y urbanas de toda la región. 

La Candelaria, patrona de Puno 

Conocida popularmente como la Mamacha Candelaria, la patrona de la ciudad de Puno es una imagen de rostro dulce que lleva en su brazo izquierdo al niño Jesús y en el derecho, una canasta. Su vestuario consta de 105 mantos confeccionados con telas muy finas, como la seda, y decorados con hilos dorados y piedras preciosas. 

Existen dos leyendas populares acerca del origen de esta imagen: la primera asegura que la Virgen se apareció ante un nativo que cuidaba un terreno en las faldas del cerro Huajsapata, a orillas del Titicaca. La segunda señala que la Virgen emergió de las aguas del mismo lago.  

Cada año, el interés turístico por la Fiesta de la Candelaria aumenta así como el número de visitantes. Además de la Gran Parada y las procesiones, puedes disfrutar de los concursos de danzas autóctonas como la Diablada y bailes con trajes de luces que se celebran durante los domingos siguientes. Es importante tener en cuenta que el clima durante la festividad suele ser muy frío, por lo que te recomendamos llevar ropa de invierno. El resto será algarabía. 

Fuentes: Andina / TVPerú / UNESCO 

La celebración

Acompáñanos a conocer las fechas más importantes de este acontecimiento folclórico anual:

La Virgen de la Candelaria en procesión

Danzante honrando a la Virgen de la Candelaria

La fiesta aún no termina, los tres días siguientes podrás disfrutar de diversos pasacalles zonales por la zona norte y sur de la ciudad. Días después, se realiza la Ceremonia de Clausura y entrega de premios del Concurso Regional de Danzas Virgen de la Candelaria.

Qué llevar

Si te gustaría ser parte de esta fiesta, te recomendamos llevar los siguientes elementos para disfrutar al máximo:

¡Alista tus maletas, dentro de pocos días comienza la celebración! No pierdas la oportunidad de ser parte de uno de los acontecimientos folklóricos más importantes del Perú, en la ciudad altiplánica de Puno en honor a la Virgen de la Candelaria.