Isla Jeju, un paraíso natural

La isla de Jeju, es la isla más grande de Corea y se ubica a tan sólo 64 kilómetros hacia el sur de la península coreana. Jeju-do es el principal destino turístico de Corea por su impresionante paisaje natural y prestaciones turísticas.

isla jeju

Jeju es un lugar mágico, y atrae cada vez más turistas por 3 características singulares: vientos bravíos, rocas esplendidas y por sus bellas mujeres; un dato curioso de esta isla es que existe mayor población de mujeres que varones. Jeju es un punto de encuentro de negocios internacionales y es capaz de ofrecer a los visitantes múltiples actividades recreativas.

Jeju ofrece increíbles paisajes panorámicos de costa a costa, desde cataratas en Hae-anjidaehasta acantilados esculpidos naturalmente en Jusan Jeolli. Los turistas pueden disfrutar de Jeju durante las cuatro estaciones del año con colores especiales de la Naturaleza; las brillantes flores amarillas, en primavera, que se extienden por toda la isla, las vistas de las playas doradas y del mar en el verano, el castaño claro de las cañas de las eulalias que bailan en el viento otoñal y el blanco de los hermosos copos de nieve de la Montaña Hallasan en invierno, son algo que no se debe perder en Jeju.

isla jeju

La isla tiene dos símbolos principales uno son los dolharubang y las haenyeo. El dolharubang, podría traducirse como el “abuelo de piedra” es una estatua de lava de un hombre anciano, y se pueden ver fácilmente por toda la isla. En el pasado los dolharubang se colocaban a la entrada de los pueblos y actuaban como deidades guardianas.

Las haenyeo son las mujeres buceadoras de la isla. Todavía se las puede observar sumergiéndose junto a la costa en busca de erizos de mar, mariscos, pulpo, etc. Todos los días se realiza una exhibición en las costas de Umutgae, alrededor del pico Seongsan Ilchulbong.

El principal atractivo turístico de la isla de Jeju, es Jeju-si, situado en la costa norte de la isla, al oeste de esta ciudad podemos encontrar la roca Yongduam, una inusitada y curiosa formación de lava que asemeja la cabeza de un dragón.

Al este de la isla se halla el Parque Nacional de Hallasan, que alberga dos de los tres principales volcanes extintos de la isla, el Hallasan (con el lago Baengnokdam en su cráter) y el Sangumburi. El tercero es el Pico de la Salida del Sol en Seongsanpo, al oeste.

No cabe duda que la isla Jeju es un poaraiso natural, además de todos los atractivos anteriores en esta isla podemos encontrar al norte de la isla el tubo de lava más largo del mundo, con 13,4 km, más conocida como la cueva Manjanggul.

Podríamos seguir nombrando las maravillas de la isla Jeju, pero lo comentaremos en otra oportunidad, Corea del Sur ahora no sólo es famosa por sus producciones televisivas sino también por toda la belleza que encierra su territorio.

Tesoro asiático

Jeju es lo que se podría llamar geológicamente una isla volcánica, cuyo punto más alto es el Monte Halla (o Halla-san), un volcán que mide aproximadamente 1950 metros de altura, la más alta de todo el país. Esta isla mide aproximadamente 73 kilómetros de este a oeste, y 41 kilómetros de norte a sur.

La isla de Jeju 2
HEMERA/THINKSTOCK

Como si eso fuera poco, Jeju es hogar de un importante Patrimonio Histórico de la Humanidad, caracterizado por el sistema tubos de lava que hay en Geomun y los múltiples volcanes y parques naturales que adornan la zona, en especial Halla-san y el Pico Seongsan, quienes hicieron énfasis en el valor y la importancia de las regiones dedicadas al ecoturismo y cuestiones culturales de todo un país.

En base a esto fue que a Jeju se la nombró patrimonio histórico en 2007.

Atracciones de primera

La isla de Jeju 3
TONGRO IMAGES/THINKSTOCK

Siguiendo esta historia natural del sitio tenemos al Bosque Gotjawal, que cubre al menos un 12% del total de la isla, y se mantuvo prístina hasta el siglo XXI, particularmente porque la base de lava del bosque no permitía el acceso por humanos, y desarrolló así un bello ecosistema.

Este sitio es hoy en día la fuente de agua potable de los habitantes, pero tiene muchos fanáticos a lo largo del mundo por su belleza, hábitat único, y filtro natural.

Otras atracciones de primera clase en Jeju son el Parque Hallim, uno de los sitios más antiguos, ubicado en la costa oeste de la isla, y en donde se lleva a cabo un festival anual de fuego cuya función es espantar a los insectos de las aldeas.

La isla de Jeju 4
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

También podemos recorrer el Jeju Olle Gil, un camino de larga distancia que consiste de otros 21 trechos numerados, con una conexión además al Aeropuerto de Jeju.

El Cráter de Sangumburi solía ser un volcán, pero ahora está extinto, habiendo expulsado poca lava en su erupción original y dejando detrás de sí un cono muy pequeño, que aún es una maravilla natural ya que toda la isla de Jeju es un sitio inigualable.

Cómo llegar a la Isla de Jeju

Por su situación remota y austral con respecto a Corea del Sur, para muchos occidentales, Jeju es un gran desconocido. Pero lo cierto es que llegar a esta isla es casi de lo más sencillo.

Primero hay que buscar un vuelo barato a Seúl, la capital coreana. Aeroflot ofrece un vuelo low cost desde y hasta distintos puntos de Europa con escala en Moscú. Desde el Aeropuerto Internacional Gimpo de Seúl, donde se aterriza, hay que moverse al Aeropuerto de vuelos Domésticos Incheon (hay dos formas de ir de uno al otro, en bus o en tren; cuestan en torno a 5.000 wones en ambos casos, 4 euros). Una vez allí ya se puede optar por varias opciones.

Para volar low cost a la Isla de Jeju hay varias compañías locales: Jeju Air, Asiana Airline, Jin Air, Air Busan o T’way. Ésta última compañía es la que usamos nosotros porque ofrecían las tarifas más ventajosas. No siempre es fácil comprar los billetes en sus webs directamente por lo que, ante la duda, se pueden usar muchas plataformas de comparadores.

Que ver en la isla de Jeju

Cómo llegar desde el aeropuerto a la Ciudad de Jeju

Y ya desde el Aeropuerto de Jeju a la ciudad hay autobuses públicos que lo conectan por 1.200 wones (1 euro). El bus 500 o 600, cualquiera vale.

Aunque lo ideal para moverse por la isla es alquilar un coche.  La ruta ideal es muy sencilla. Debes tomar la carretera 1132 en sentido de la agujas del reloj. Los GPS están en coreanos, así que no confíes mucho en ellos. Sigue tu intuición y usa los mapas de toda la vida. Eso sí, no te olvides del carné internacional de conducir.

Hoteles en la Isla de Jeju

La isla, con un tamaño para recorrerla en dos días completos con calma, tiene su capital en la Ciudad de Jeju, donde aterrizamos. La primera noche quisimos que fuera de prospección y nos quedamos en ella. Nos alojamos en un hotel medio, Hotel Leo. A los días nos dimos cuenta que todos eran iguales. Cama correcta, televisión, botes de champú en el baño, tetera, mini nevera, chanclas y colonias para uso personal. Prácticos y funcionales. Sin mucho más.

Como en la habitación no había nada que hacer, fuimos a conocer una de las dos grandes ciudades de la isla. La otra es Seogwipo-si, al sur. En cualquiera de las dos, la oferta gastronómica es alucinante. Las luces de neón y los carteles aparatosos nos advertían que seguíamos en Corea.

Dónde comer en la Isla de Jeju

Queríamos celebrar nuestra llegada y fuimos en busca de un restaurante-barbacoa. En estos lugares los coreanos se dan verdaderos atracones en torno a unas brasas sobre la que calienta carne o pescado al gusto.

Nosotros pedimos cerdo negro, a modo barbacoa, acompañado del resto aperitivos que siempre suelen poner, el archipresente kimchi, algas, rábano, ajo crudo, etc. ¡Todo un espectáculo!

Barbacoas de Seul

En la otra gran ciudad, Seogwipo-si, fue todavía mejor. Pedimos langosta (por unos 20 euros al cambio, una entera) y pulpo vivo. El dueño de la marisquería se encargaba personalmente de ir a la pecera y cortarle las patas al pulpo estando vivo para dártelo sin mucha duda. Sí, ¡vivo! Así se lo metió JP en la boca… Se le pegaban los tentáculos a la lengua. Historias para no dormir…

Comer en Jeju

Qué ver en la Isla de Jeju

Túnel de lava Manjanggul

Se trata de una de las maravillas de esta isla volcánica. Es un tubo de lava de 7 kilómetros de los cuales se puede visitar 2 kilómetros bajando al centro de la Tierra hasta la gran columna de lava. Eso sí, no vas a pasar calor… llévate ‘rebequita’ que refresca. Es uno de los monumentos naturales inscritos como Patrimonio Natural de la UNESCO. Hay otro túnel cercano (Hallim Park) pero viendo uno, nos conformamos.

Seongsang Ilchubong

Es sin duda la foto de la isla. El cono volcánico, encumbrado por un bosque verde en lo más alto del volcán, no deja a nadie indiferente cuando se llega a su punto más alto. Son solo 180 metros de altura pero 600 escalones de desnivel. No te desanimes, es una verdadera maravilla de la naturaleza, galardona con todos los títulos habidos y por haber.

Isla de Jeju
Isla de Jeju
Isla de Jeju

Hayo – Dong

Ver el atardecer en cualquier punto de la isla es un imprescindible que hacer en Jeju. Nosotros elegimos un pequeño pueblo pesquero, Hayo – Dong. La luz, de un color naranja muy particular, se iba degradando en el cielo. El reflejo en el mar era increíble. A la silueta de los barcos en las aguas se sumaba los destellos de estas tonalidades mágicas.

Atardecer

Jeongbang Fall

Esta cascada es la más famosa de la isla. Sus aguas caen desde casi 25 metros al agua del mar. Esta rareza, la única cascada de Asia que vierte su agua al mar, hace que sea muy visitada. Cerca hay otra cascada, Chengiyeon, pero es menos impresionante.

Cascada en Jeju

Roca Oedolgae

Esta formación de roca Oedolgae que se sitúa al sur de la isla es otro de sus atractivos turísticos de Jeju. Oedolgae en el océano. Nada del otro jueves, pero ya que es gratis merece una parada rápida y unas fotos.

Visitar Jeju

Juggum Daepo Jusangjeolli Cliff

Juggum son unos impresionantes acantilados de origen volcánico con pilares y con formas hexagonales. A imagen y semejanza que los Calzada del Gigante situada en Irlanda del Norte, la naturaleza deja maravillados a todos los que llegan.

Que ver en Jeju

Hallasan National Park

El Parque Nacional de Hallasan, al que da nombre la montaña más alta, es otra visita imprescindible que ver en la isla de Jeju. Al ser un territorio muy extenso, las zonas en las que se puede hacer senderismo son muchas.

Para los que tenga un nivel medio y quieran caminar sólo unas horas, una buena opción es el área de Eoseunsaeng. Un trail muy accesible (1 hora) es el de Eorimock. Solo hay que pagar por el parking 1.800 wones (1,4 euros), pero las instalaciones en la falda de la montaña tienen baños, centro de interpretación y merenderos al estilo coreano, tatamis para sentarse y comer sobre ellos.

Tatamis en el parque

Carretera misteriosa

De camino de vuelta a la ciudad de Jeju pasarás por la ‘Carretera Misteriosa’. Por una extraña razón aunque aparentemente la carretera esté cuesta arriba, los coches parados continúan avanzando. Hay colas de coches haciendo el ganso. ¡Es divertido un ratito!

Carretera misteriosa

Museo friki

Hay cientos repartidos por toda la isla. Nosotros nos decimos por Love Land, el Museo del Amor y el Sexo (10.000 wones, 7,5 euros). Un parque de atracciones repleto de figuras sexuales y todo tipo de penes, pechos y vaginas para todos los gustos a cada esquina. Un buen lugar para hacer unas cuantas fotos y subirlas a Instagram.

Museo del amor
Museo del amor
Museo del amor

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre la isla de Jeju? ¿Alguna duda? ¿Incluirías algo más para este viaje? ¡Cuéntanos! Estamos deseando leer tus consultas, propuestas y experiencias. ¡Deja tu comentario más abajo!