El Templo del Sol de Machu Picchu

Vista exterior del Templo del Sol en Machu Picchu
Vista exterior del Templo del Sol en Machu Picchu

El Templo del Sol era un recinto sagrado construido por los incas para rendir homenaje y dar ofrendas al sol dentro de Machupicchu. Este astro era una de las deidades más importantes de la civilización inca. Es así que solo los sacerdotes y la élite del imperio podía ingresar a este templo.

El “Templo del Sol” era un complejo protegido, donde solo los sacerdotes y el Inca podían usar este templo. El templo fue construido sobre un enorme canto rodado donde aplicaron la arquitectura inca, es decir, con piedras superpuestas con excepcional capacidad para lograr juntarlas casi a la perfección. Tiene la forma semicircular donde tiene dos ventanas, una de ellas con la cara hacia el este y la otra hacia el norte.

Según los científicos modernos estas dos ventanas constituyeron el observatorio solar más importante de Machu Picchu. Mediante la ventana ubicada al este fue posible medir con precisión el solisticio invernal, en función de la proyección de la sombra de la piedra central, ambas ventanas tienen el listón falso tallado fuera de la cara que sirvió para apoyar los elementos que facilitaron las observaciones y mediciones solares.

El Templo del Sol de Machu Picchu
El magnífico Templo del Sol en Machu Picchu


En el centro del templo se encuentra el altar de piedra tallada que fue utilizada para llevar a cabo las diversas ceremonias donde honraban al Sol. Es ahí donde se ejecutaron los sacrificios animales, para analizar sus corazones, pulmones y vísceras, para que los sacerdotes pudieran predecir el futuro. También aquí el Inca tenía que beber la chicha, junto con su padre el Sol.

La pared trasera tiene una ventana con pequeños agujeros tallados que se conoce como la Ventana de la Serpiente, estos agujeros son muy similares a los del Templo de las Estrellas, en el Qorikancha del Cusco, que según Garcilaso guardó ornamentos de piedra y metales preciosos.

El Templo del Sol de Machu Picchu
Una Vista de la Arquitectura del Templo del Sol en Machu Picchu

Historia del Templo del Sol Machu Picchu:

Esta bella edificación no tiene una historia escrita que confirme a ciencia cierta cada detalle que se daba en su interior, sin embargo se puede conocer actividades que realizaban en el templo gracias a los fragmentos históricos sobre la cultura inca.

Por tratarse de una deidad de importante valor para los incas, se comenta que Pachacútec construyo en el interior de la ciudadela inca un templo sagrado de adoración llamada “el templo del sol”, un lugar donde rendían homenajes y entregaban ofrendas a esta divinidad inca.

Solo la elite del imperio y sacerdotes tenían permitido ingresar al templo para poder estudiar y ver el “observatorio Solar”, se dice que esta era la herramienta más importante de Machu Picchu. Ya que gracias a ella se podía medir con precisión la llegada del solsticio invernal en función a la proyección que daba el sol y a determinar los cambios de estación.

En un principio se pensó que este templo era un torreón, una fortificación de defensa ya que coincidía su posición alta, pero según investigaciones antropológicas recientes, se confirmó que la localización exacta del templo fue elegida a mayor altitud posible para que el sol ingrese con mayor facilidad.

La cueva debajo del Templo del Sol Machu Picchu

Bajo la sólida estructura sobre el que se encuentra la torre principal del templo del sol, se halla la entrada a una pequeña cámara subterránea la cual presenta un delicado trabajo de albañilería y se muestra revestida con piedra labrada.

Arqueólogos cuentan que esta cueva fue una tumba real, destinada a convertirse en el nicho de antiguos gobernantes incas. En los comentarios reales de Inca Garcilaso de la Vega, se explica que el templo del sol estuvo alguna vez cubierta con incrustaciones de piedras preciosas y oro.

En el interior de la caverna se puede encontrar fina cantería, nichos trapezoidales de tamaño natural y un altar de tres peldaños tallado en forma de escalera. Este último representa la “Chakana”, un símbolo de la trilogía en la cosmovisión andina que escenifica tres mundos.

El Hanan Pacha que simboliza el mundo de los dioses, el Kay Pacha que simboliza el mundo de las personas y el Uku Pacha que simboliza el mundo de los muertos.

Un destino imperdible de gran de importancia en la historia inca que debe conocer a detalle en su visita a Machu Picchu.

Cueva debajo del templo del Sol
Símbolos de la Cosmología Andina en el Templo del Sol Machu Picchu